Cómo pasear a mi perro

A02JAA Man walking dog

Uno de los puntos más importantes para que nuestro perro sea un perro sano y feliz es sacarlo a pasear. Tener un jardín grande es cómodo para quienes tienen perros, pero sería un error pensar que es suficiente para él. Nuestro perro necesita poder salir a pasear, al exterior, con nosotros. De otro modo, tener a nuestro perro en casa sería como tenerlo enjaulado y olvidar una parte importante de su desarrollo, como los impulsos naturales de marcar territorio, buscar y reconocer olores, tener relación con otros perros, investigar y quemar toda su energía del día para poder descansar mejor.

Cosa de dos
Primero piensa que salir a pasear con tu perro no tiene que ser una pesadilla. Debe ser algo relajado y para crear vínculo entre los dos. A veces a los perros les ocasiona gran ansiedad lo que puede provocar tirones de correa, pero no es culpa de nuestro perro, solo nosotros somos los responsables de enseñarles a pasear. Salís a pasear ambos, y para que sea agradable debes tener paciencia y empatía con tu perro. Es importante recordar que cualquier perro que vive encerrado tiene peor carácter y tiende a ser más destructivo que los perros que tienen una buena rutina de paseo con sus dueños.

Consejos para dominar el paseo
Para que tu perro sepa que eres tú quien “manda”, debe entender que eres su dueño y no su inferior, por tanto, cuando salgas de casa, sé el primero en salir por la puerta y el primero en entrar a la vuelta. Como la posición importa, durante el paseo intenta pasear estando ligeramente delante de él.

  • Utiliza una correa corta para que puedas tener más cercanía con tu perro, pero que no sea una correa tensa.
  • Dedícale tiempo al paseo. No quieras acabar pronto. Tu perro necesita tiempo para poder pasear y para poder sentirse bien. Lo ideal sería entre media hora y una hora diarias.
  • Recuerda que tres veces al día es lo adecuado, intenta que sea mañana, tarde y noche. Intenta que en invierno no sean las horas con más frío y en verano evita las horas de más calor.
  • Una vez que hayáis paseado y su comportamiento haya sido el adecuado, déjale tiempo de explorar el entorno. Para él, que le permitas hacer sus necesidades y olfatear es toda una recompensa. Debes decidir cuando se termina este tiempo, debes tener en cuenta que siempre debe ser inferior al dedicado a caminar.
  • Siempre lleva una bolsita para recoger los excrementos de tu perro y depositarlos en la basura.
  • Al llegar a casa, haz que tu perro te espere mientras guardas la correa y te sacas los zapatos o la chaqueta, así evitaremos que se pueda poner nervioso.
  • Al llegar a casa, dale comida y agua, así sentirá que es su recompensa por llegar a casa y saber esperar su tiempo.

Aspectos importantes

  • Antes de salir de casa, recuerda evitar salir cuando tu perro se sienta muy ansioso, intenta calmarlo y cuando esté más tranquilo, entonces salir.
  • No te centres únicamente en sacarlo a pasear en sus paseos estrictamente. Sácale a dónde tu vayas siempre que sea posible, así le ayudará a conocer más mundo y a socializar mejor con otros perros y otras personas.
  • Si te pega un tirón durante el paseo, devuelve el tirón hacia ti de forma firme (nunca agresivo) y cuando esté cerca de ti, dile un rotundo no. Cuando se haya retomado la calma, vuelve a pasear y felicítale cuando camine tranquilo y a tu lado.

Recuerda
Lo dicho hasta aquí es generalizado, pero debes tener en cuenta el tamaño y las necesidades de tu perro, ante cualquier duda sobre la raza de tu perro, es importante que acudas al veterinario para que te aclare cualquier tipo de duda que te pueda surgir en el día a día con tu perro.

Fuente: Uncomo.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *