Check-list si tu perro se va a quedar solo en casa por varios días

ansiedadporseparacion

Por diferentes razones, no siempre podemos ir de vacaciones con nuestro perro. A veces el sitio donde nos hospedaremos no admite mascotas o el familiar que nos va a dar hospedaje no puede albergar a un visitante de cuatro patas. También puede que vayas a viajar a otro país y el viaje en avión sea largo para tu perro, o haya una política estricta sobre acceso de animales en el país (por ejemplo, Australia).

Aunque lo recomendable es dejar a tu compañero en una pensión para mascotas, dejarlo en caso puede ser una buena opción, siempre y cuando tengas en cuenta algunos puntos para hacer su estancia sin ti lo más placentera posible. Recuerda que tu perro depende de ti, y tu ausencia le generará estrés, por lo que debes hacer lo posible por reducirlo al mínimo.

  1. Comida y agua suficiente: dependiendo del número de días, calcula la cantidad de alimento y agua que dejarás. Si son varios días quizá sea conveniente que pidas el apoyo de algún familiar o vecino que conozca al perro.
  1. Alguien que lo visite: la rutina diaria de tu perro no sólo consiste en alimentarse. También incluye pasear y hacer ejercicio. Una persona que te apoye a sacarlo diario puede ayudarle a tu perro a reducir un poco el estrés por su rutina alterada.
  1. No lo dejes encerrado o amarrado: por muy inquieto que sea tu perro, o muy pequeño que sea tu espacio, encerrarlo o amarrarlo sólo aumentará su estrés y puede desarrollar conductas agresivas en él.
  1. Desconecta cables: nunca está de más extremar precauciones. Si vives en un departamento o tu perro se va a quedar dentro de su casa, la ansiedad puede hacer que comience a morder cables, lo cual puede electrocutarlo.
  1. Protégelo del clima: dependiendo de la época del año y si tu perro se quedará dentro de la casa o en el jardín, debes ver que la temperatura dentro de la casa lo resguarde del frío o del calor, lo mismo su casita o madriguera en el patio.
  1. Revisa puertas y ventanas: antes de irte, verifica que las puertas y ventanas estén apropiadamente cerradas, así evitarás la entrada de desconocidos o que tu perro escape y se pierda o sufra algún accidente.
  1. Deja la basura fuera de su alcance: si tu perro es juguetón o antojadizo, dejar el bote de basura a su alcance puede no ser una buena idea. Puede ingerir algún alimento en mal estado o lastimarse con alguna lata o vidrio.
  1. Tapa la alberca: si tu casa tiene alberca, es mejor tomar las precauciones necesarias para que tu perro no caiga en ella. Aunque los perros saben nadar, no es fácil para un perro salir de todas las albercas.
  2. Medicamentos, productos de limpieza y objetos pequeños: este tipo de artículos suelen ser tóxicos o peligrosos para tu perro. Asegúrate de que estén bien resguardados antes de tu partida.

Sigue todos estos consejos y disfruta de tu viaje. Seguramente tú y tu perro tendrán mucho que compartir a tu regreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *